Última actualización: 25.01.21

 

La idea de que las botas de montaña y alpinismo tienen que contar con un grado de incomodidad para brindar una mejor protección y seguridad ha quedado atrás. Y es que indiferentemente de que sean rígidas o semirrígidas, las botas técnicas modernas cuentan con materiales y diseños que brindan una mejor sensación en cada pisada.

 

Cuando sales a caminar o con la intención de practicar alguna modalidad deportiva de montaña más técnica como el alpinismo, las botas son uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta dentro del equipamiento. Pues al contar con el calzado apropiado puedes disfrutar al máximo de estas maravillosas actividades al aire libre.

 

Botas cómodas y seguras

Las mejores botas de montaña (puedes encontrar en este enlace unas opciones de compra) y alpinismo no solo deben proteger tus pies del agua, el frío, golpes y torceduras, sino facilitar un buen agarre ante los terrenos más complicados, sin dejar de lado la comodidad, tal como lo hacen las botas de seguridad. Sin embargo, el pensar en comodidad no debe desviarte del tipo de calzado adecuado a la actividad prevista.

Por ello, la seguridad, la protección y las prestaciones deberán ser siempre los factores que motiven tu elección. No obstante, estos van de la mano con la comodidad, ya que una bota que cause daño al roce o te produce ampollas, no te permitirá caminar correctamente, aumentando tu inseguridad y con ello las posibilidades de sufrir algún accidente.

 

Tipos de botas para montañismo y alpinismo

Las botas que son utilizadas en actividades de este tipo se van a diferenciar en algunas características que pueden ir desde la longitud de la caña, la clase de membrana, tipo de suela y dureza de la bota. Por lo general, estas botas cuentan con diseños robustos para proteger los pies. Sin embargo, gracias a la inclusión de nuevas tecnologías en sus materiales de confección y el diseño de protecciones adaptadas, se ha disminuido en gran parte tanto el peso como el volumen, sin dejar de lado su resistencia y funcionalidad.

Generalmente, las botas empleadas para actividades menos técnicas como el montañismo, suelen ser de suela semirrígida a diferencia de las empleadas en el alpinismo propiamente dicho, que requieren ser rígidas. De ahí, que pueden ser clasificadas técnicamente en cuatro categorías que va de menor a mayor grado de rigidez en B0, B1, B2, B3. Esta condición está determinada básicamente por un elemento que no es perceptible a simple vista como lo es el cambrillón.

 

 

Cualidades de las botas rígidas

Una bota rígida de alpinismo (B3) dispone de un cambrillón totalmente inflexible, para garantizar el apoyo durante los ascensos más rigurosos. Ciertamente, este tipo de calzado resultaba un tanto incómodo a los usuarios durante su uso, por su diseño y peso ejercido por el cambrillón de acero que anteriormente incluía. No obstante en la actualidad, las botas de alpinismo o de montaña han sufrido cambios en cuanto a los materiales, diseños, curvatura de la suela y flexión de caña que facilitan el desplazamiento. De ahí que el cambrillón puede ser de Poliuretano, fibra de vidrio o carbono, manteniendo de esta manera la rigidez, pero con un mínimo de peso.

Esta mejora es la razón por la cual los deportes como el alpinismo, y también el montañismo han mejorado sus técnicas, gracias a que el practicante no acumula tanto cansancio durante el ejercicio, aumentando así la seguridad en cada movimiento.

Otra característica de las botas rígidas es que cuentan con un sistema para fijación automática, apropiadas para los deportes de invierno extremos. Por otra parte, según la construcción de las botas rígidas estas pueden ser: rígida doble o rígida simple.

 

Botas rígidas dobles

Son las más usadas para las actividades de gran altura, ya que permiten acoplar una carcasa a un botín interior extraíble proporcionando un mayor resguardo térmico ante las condiciones ambientales más rigurosas.

Otra ventaja resaltante de estas botas dobles, es la posibilidad de extraer el botín e introducirlo dentro del saco de dormir a fin de que tanto la humedad como el sudor que pudieran empaparlo durante la actividad se sequen, desapareciendo con él la sensación de incomodidad que se pudiera generar, iniciando así un nuevo día cómodo y seco.

Ejemplo de este tipo de calzado que destacan por su enfoque y capacidad calorífica son las La Sportiva G2 SM y las Arc”teryx Acrux AR GTX. Estas opciones disponen de botín extraíble, polaina integrada y protección térmica.

 

 

Botas rígidas simples

Estas botas por su parte, presentan tanto un peso como un volumen muy reducido, por lo que son un tanto más ligeras, sin dejar de lado su funcionalidad, seguridad y protección. Básicamente se caracterizan por ser una sola pieza formada por la carcasa y el interior. Razón por la cual, son ampliamente usadas en el alpinismo más o menos técnico, ya que no se tiene que secar los botines, por lo tanto se han ganado la confianza de muchos usuarios quienes hacen uso  de estos tipos de botas, que pueden ir desde las tradicionales clásicas de montaña hasta las ultraligeras actuales como el modelo La Sportiva Trango Ice Cube Gtx.

 

Características de las botas semirrígidas

Estas botas B2, cuentan con un sistema para fijación semiautomática, para usar crampones en algunas ocasiones y cambrillones más flexibles. Sin embargo, se desaconseja su uso para la escalada en zonas técnicas, ya que el soporte que pueden otorgar es un tanto deficiente. Sin embargo, son la mejor opción para las actividades en verano.

Su suela semirrígida  permite conservar el equilibrio entre flexión para un caminar efectivo y la rigidez necesaria para ascender en zonas difíciles, con muchas rocas, nieve abundante, entre otras características. Además, ayudan a conservar el equilibro, primordialmente cuando se cuenta con peso considerable a causa del equipamiento que se transporta con la persona.

En términos generales, las botas técnicas modernas presentan una ligera diferencia frente a las clásicas contemporáneas, como lo es la flexión y protección de la zona del tobillo. Pues esta zona tan delicada requiere de mayor sujeción y apoyo de seguridad cuando el alpinista se desenvuelve en tramos delicados como medias laderas, nieve y demás.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments