Última actualización: 20.04.21

 

En el magnífico paraje de los Picos de Europa se esconde una ruta de senderismo que atrae como un imán a los excursionistas en cada verano y primavera. Se trata de la Ruta del Cares al norte de España; la cual, provee un recorrido que fluye por un impresionante desfiladero y una gran vista.

 

También conocida como la Divina Garganta, la ruta del Cares fue esculpida en la roca caliza del macizo. Se trata de un sendero de arena y grava que se extiende a lo largo de un insinuado desfiladero en dirección al río Cares y que se sitúa justamente entre dos pequeños pueblos como son Poncebos (Asturias) y Caín (Castilla y León).

Este desfiladero del Cares es una pista ideal para trekking. Está bordeada de rudas montañas con picos inmensos que alcanzan hasta los 2000 metros de altura y la anchura del sendero va desde 1 a 3 metros. Un espacio suficiente para recorrer y permitir el paso a una persona.

La riqueza de sus paisajes es tan única, que no solo te permitirá disfrutar de un camino lleno de túneles, puentes o apreciar un río de agua clara y cristalina, sino que además, transcurre cerca de espacios históricos y culturales como la Ermita de Corona, la necrópolis de Barejo y el Chorco de los Lobos.

 

Historia detrás de la ruta

En años remotos la senda del Cares era utilizada como el camino de las cabras, pues era la única vía de paso, durante las nevadas, que comunicaba los pueblos de Caín y Poncebos. Sin embargo, para ese entonces su recorrido era complicado. Ya para los años 1945 y 1950 el sendero se remodeló; sin importar el inclemente clima o la característica zona escarpada, se delimitó el camino al excavar entre las rocas de las montañas. Para ello, se requirió la mano de obra de 500 empleados de los cuales 11 fallecieron durante la ardua labor. Todo ello, con el único fin de la explotación hidroeléctrica del río del Cares y por tanto facilitar el traslado de los trabajadores.

En la actualidad aún sigue funcionando la hidroeléctrica y el agua canalizada del río Cares va entrando y saliendo por unos 71 túneles barrenados. Así mismo, esta ruta de 12 kilómetros está abierta al público para el turismo, quienes podrán disfrutar de sus paisajes, gracias al gran esfuerzo de todos aquellos que lo concretaron.

Un amplio recorrido

La excursión de esta ruta podría durar entre unas 3 o 4 horas aproximadamente. Es un recorrido sin pérdida, pues únicamente hay que seguir el canal y disfrutar del paisaje natural, los arcos de piedras, los puentes, el río Cares e incluso de las cabras.

Al preguntarte como hacer la ruta del Cares sabrás que las dos opciones posibles son desde Austrias o desde León. Ambas están localizadas de manera opuesta y la diferencia en coche entre ambos pueblos es de 2 horas. Ten en cuenta que si inicias la ruta del Cares desde Cain parte del recorrido será en bajada y después llano hasta Los Collaos, donde empieza el descenso hacia Poncebos. Pero, si comienzas en Poncebos tendrás que superar durante 45 minutos una cuesta de 2km.

Si donde empieza la ruta del Cares se deja el coche, se tendrá que hacer el recorrido de ida como de vuelta, cubriendo por tanto 24km. Ahora, si se desea solo caminar los 12 km, se tendrá que intercambiar el coche con alguna otra persona o contratar a una empresa para volver al punto inicial. La decisión de comenzar la ruta en uno u otro pueblo dependerá de la planificación prevista, pues si ya te encuentras en Asturias o Cantabria, lo lógico sería empezar en Poncebos, pero si llegas desde la zona de León o Burgos, tendrás que iniciar la ruta en Caín.

 

Alojamiento y restaurantes en la zona

Si decides hacer la ruta de los picos de Europa tendrás que conocer las opciones de alojamiento y comida que este lugar te ofrece. Tanto en Cain como en Poncebos encontrarás buenos servicios, pero en temporadas altas puede que se complique y los precios aumenten. Sin embargo, en las zonas aledañas hallarás pueblos con alternativas como la Posada de Valdeón, en León, o Las Arenas en Asturias.

Dependiendo de dónde inicies las rutas del Cares te llevan a comer bien sea en Caín, donde encontrarás carnes como cordero, cabrito y embutidos o en Poncebos cuya especialidad es la fabada asturiana y los quesos de cabrales. Si deseas ser más práctico, podrías hacer un picnic y comer al aire libre en el sendero. No esperes encontrar algún puesto de comida o bebida dentro de la ruta.

Tips a tener en cuenta

Para muchos la mejor época de hacer ruta en España es la primavera y el otoño, pues los climas y los colores son de mayor disfrute. Aunque, siempre es primordial comenzar la caminata a primera hora. Por otra parte, como el camino se sitúa en zonas con acantilados muy altos debes evaluar tu visita si padeces de vértigo.

Ahora bien, si deseas hacer la ruta del Cares con niños, recuerda siempre llevarlos de la mano por el lado interior del camino, explicarles los peligros y no dejar que lleven una mochila, pues se podrían cansar o tropezar. Asimismo, si son muy pequeños es mejor cargarlos en un portabebés.

Todo aquel que se interese en hacer este recorrido, debe contar con una vestimenta adecuada. El camino está lleno de piedras y, por lo tanto, hay que disponer de unas buenas botas de trekking (pulsando este enlace puedes encontrar algunas opciones para elegir) que no sean resbaladizas y que protejan los pies. Por otra parte, como el clima de montaña es muy cambiante es importante ir preparado con un abrigo, por si bajan las temperaturas o llueve. Recuerda que es un amplio recorrido que solo se realiza a pie, así que lleva un termo de agua para mantenerte hidratado.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments