Última actualización: 20.04.21

 

La ruta dels set gorgs, ruta de las 7 cascadas en castellano, es un recorrido que discurre por un entorno natural situado en Campdevanol, Girona. Una ruta de carácter circular, accesible a todo tipo de senderistas y que te permite disfrutar de una experiencia muy agradable.

 

Uno de los mayores atractivos para quienes gustan de calzarse unas zapatillas de senderismo (puedes encontrar en este enlace unas opciones de compra) y salir a caminar por nuestro entorno natural es el agua. Las cascadas, las pozas y los arroyos siempre aportan un extra a cualquier ruta por la que caminemos, dando frescor en verano y generando unas agradables sensaciones durante el invierno. 

Precisamente este es el mayor atractivo de la ruta dels set gorgs de Campdevànol, también denominada ruta de las siete cascadas. Una ruta circular, accesible para todo tipo de usuarios y en la que incluso es posible encontrar varias de las mejores cascadas en Cataluña para bañarse o relajarse, tanto por su seguridad como por las condiciones del entorno.

 

¿Cómo llegar?

El inicio de la ruta se encuentra en el municipio de Campdevanol, provincia de Girona. Este pueblo se sitúa a unos 105 kilómetros de Girona capital y a unos 115 kilómetros desde Barcelona. En ambos casos, para llegar al pueblo se recomienda tomar la autopista C-17, que enlaza justo con la N-260, la vía que nos lleva a nuestro destino. 

Respecto de los tiempos del recorrido, en función del tráfico, se suele tardar de una hora y media a dos horas en llegar, desde cualquiera de las dos capitales que hemos comentado.

Una vez que llegamos al pueblo de Campdevanol, aún tendremos que realizar un segundo desplazamiento hasta el punto de inicio de la ruta. No obstante, este es mucho más breve. Basta con seguir la señalización y recorrer la GI-401 durante unos 2,5 kilómetros, hasta llegar a ese punto inicial. En esta zona, veremos el parking, donde dejar el coche. El problema es que este parking, sin vigilancia, cuesta 10 euros. Si no quieres pagarlo, siempre puedes dejar el coche en las inmediaciones.

 

Datos técnicos

Esta ruta tiene una distancia total de 10 kilómetros y es circular, por lo que una vez que acabemos la misma volveremos al punto de inicio. Su nivel es muy sencillo y accesible a casi todo tipo de usuarios, pues no cuenta con grandes desniveles ni pendientes, salvo en el acceso a algunos gorgs. Por cierto, el aforo está limitado a 600 personas durante la temporada de verano y es necesario abonar 5 euros de entrada por persona. En la web del ayuntamiento es posible gestionar las reservas por anticipado.

Los Gorgs

Los Gorgs del Torrent de la Cabana, el riachuelo que causa este hermoso natural, son un total de siete pozas de diferentes características, a las que iremos accediendo a medida que caminemos por la ruta. En general, suelen ser de fácil acceso, aunque hay algunas excepciones, tal como veremos a continuación.

 

Gorg de la Cabana

Esta poza de pequeño tamaño es una de las que más complicado tiene el acceso. Se llega en unos 15 minutos aproximadamente desde el punto de partida y su acceso está señalizado con un cartel. La pendiente de bajada es bastante pronunciada, aunque al menos hay una cuerda que facilita llegar a la zona de baño. Su complejidad hace que sea tranquila y de las mejor conservadas.

 

Gorg de la Tosca

El Gorg de la Tosca se sitúa a 5 minutos de camino del sendero inicial pero en dirección opuesta. Como siempre, está señalizado para una mayor comodidad. Su acceso es muy sencillo y además está rodeado de un entorno idílico. El único pero es que si no te gusta el agua fría quizá no te apetezca mucho bañarte, dado que en esta zona apenas da el sol.

 

Gorg de I’Olla

Este es otro escenario agradable y muy recomendable para el baño. La ventaja es que su planteamiento es similar al de una piscina natural, así que el entorno es ideal para disfrutar de un chapuzón. El único pero que tiene es que la cascada que la nutre de agua no es especialmente grande.

 

Gorg de la Bauma

Este es uno de los gorgs menos frecuentados de la ruta, principalmente por su  acceso. Este tiene algo de pendiente y no es tan cómodo como el de otras zonas que hemos comentado. A cambio, el entorno es muy agradable. Incluso podemos colocarnos a los pies de la cascada, lo que no siempre es fácil. No obstante, se debe tener cuidado, dado que en la poza hay un pequeño remolino. Un fenómeno que puede ser peligroso, si no se tiene en cuenta.

 

Gorg del Forat

Esta pequeña poza es otra de las que cuenta con un acceso más complicado, estando bastante escondida entre la vegetación. A cambio, el entorno ofrece unas aguas tranquilas, limpias y una zona bien conservada.

Gorg del Petit Colomer

Penúltima estación de nuestra ruta. Su cascada es pequeña pero, a cambio, la poza tiene unas grandes dimensiones, donde es muy fácil moverse. De hecho, esta zona se parece más a una playa natural que a una poza de bosque.

 

Gorg del Colomer

Última parada de esta interesante ruta con algunas de las más destacadas cascadas en Cataluña. Este es el gorg más grande de todos y el que mayor afluencia de visitantes tiene. Su cascada cuenta con trece metros de altura y ofrece unas aguas limpias y muy agradables, aunque esto depende también de las lluvias, como es habitual. Por cierto, es posible llegar a ella sin tener que pasar por las demás, lo que causa esa mayor afluencia. Aquí también se encuentra un chiringuito, ideal para reponer fuerzas.

 

El retorno

Tras pasar esta última poza, habríamos recorrido la mitad del camino, aproximadamente. Aquí se nos plantean dos opciones. Una de ellas es volver por el mismo camino que hemos recorrido. La otra, completar la ruta circular, cruzando el río, y disfrutar del agradable entorno natural de la zona. Un camino que está claramente señalizado y que es fácil de recorrer.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments